iohio

SAN MATÍAS JALATLACO

 

   

 

LA RESTAURACIÓN DEL ÓRGANO TUBULAR HISTÓRICO
DE LA IGLESIA DE SAN MATÍAS JALATLACO, OAXACA

El Instituto de Órganos Históricos de Oaxaca A.C. (IOHIO) tiene el gusto de anunciar que la restauración del órgano del templo de San Matías Jalatlaco concluyó en el mes de julio de 2016 (véase más abajo la documentación fotográfica de la restauración). El IOHIO se hizo cargo de la conservación de este órgano desde el año 2001 y siempre soñamos con la posibilidad de devolverlo a la vida. El momento propicio llegó hasta 2015 cuando la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca (FAHHO) aceptó financiar el proyecto y también pudimos contar con el apoyo del barrio de Jalatlaco y del padre Francisco Reyes Ochoa, párroco de la iglesia.

El proyecto de restauración fue gestionado por el IOHIO, y fue autorizado (el 7 de diciembre de 2015) y supervisado por personal de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Los trabajos iniciaron inmediatamente y se desarrollaron en dos fases: la primera, consistente en la restauración de la caja, fue supervisada por el Restaurador Alberto Compiani (Monterrey, México) en colaboración con el Restaurador oaxaqueño Eric González Castellanos, director de la empresa “Usanza”, y terminó en marzo de 2016. La restauración de la caja estuvo orientada básicamente a su estabilización material e integración visual para recuperar su unidad estética. El reto más grande fue reparar los daños causados por la infestación de carcoma en la caja, que implicó fumigar todos los componentes de madera y tomar medidas de prevención para el futuro. El trabajo se llevó a cabo en el coro y en otros espacios adjuntos al templo.

La segunda fase, la intervención de la mecánica sonora, quedó a cargo de la Empresa de Organería Gerhard Grenzing (El Papiol, España) bajo la supervisión del Mtro. Organero Andreas Fuchs. Esta fase duró tres meses y medio, de abril a julio del 2016, y estuvo orientada a restaurar las partes dañadas por la carcoma así como la reconstrucción de los elementos faltantes para culminar con la afinación y armonización del instrumento. Los retos más grandes para los organeros fueron la reparación del secreto y la reconstrucción casi total del fuelle, además de la fabricación de un 70% de los tubos interiores (muchos de los cuales desaparecieron en décadas recientes) y el registro entero de la lengüetería horizontal (clarín). El equipo de trabajo del Mtro. Fuchs incluyó varios expertos del Taller Grenzing: Arnau Plana, Antonio Castro, André Lacroix y David Antonio Reyes (de Oaxaca).

El costo final del proyecto ascendió a aproximadamente $4,500,000 pesos, un millón de pesos por arriba del presupuesto original de $3,500,000, que tuvo que ajustarse debido al tipo de cambio inestable entre el peso y el euro, además de algunos cambios en la política del INAH. Asimismo, se tuvieron que cubrir gastos inesperados por la importación de materiales y herramienta, entre otros. El Comité Pro-Órgano del Barrio de Jalatlaco ofreció el hospedaje y la alimentación de los restauradores que venían de la Ciudad de México, de Monterrey y sobre todo, de España, a lo largo de varios meses, una aportación de aproximadamente $500,000 pesos por parte de la comunidad de unos 2000 habitantes. El IOHIO a través de su red de amigos pudo recaudar fondos para cubrir algunos gastos extras.

Estamos sumamente agradecidos con el Señor Alfredo Harp Helú por su particular interés en los órganos tubulares históricos de México a lo largo de más de veinte años. Ha patrocinado la restauración de ocho instrumentos en el Estado de Oaxaca, así como de los dos órganos monumentales de la Catedral de la Ciudad de México. Sin su apoyo, nunca hubiera sido posible la restauración del órgano de Jalatlaco.

 

El barrio de San Matías Jalatlaco

La mayoría de los 72 órganos históricos documentados en el estado de Oaxaca no ha sido intervenida y aunque son de importancia histórica, no son candidatos a ser restaurados debido a que se localizan en poblaciones lejanas o con muy pocos habitantes lo que dificultaría su adecuada conservación. En contraste, el órgano de Jalatlaco tiene una ubicación ideal en un barrio tranquilo y pintoresco en las orillas del centro histórico de Oaxaca. El templo de San Matías con su bella fachada labrada es resultado de reconstrucciones realizadas en 1713 y 1754 de la ermita del siglo XVII. El interior del templo es sencillo, consta de una sola nave y un retablo principal en estilo neoclásico y cuenta con una acústica excelente.

Acerca del órgano


El órgano de Jalatlaco fue construido en el año de 1866 por el maestro organero oaxaqueño Pedro Nibra (1832 – después de 1908) que en aquel entonces cobró 700 pesos. Su firma aparece en el interior de la caja en cuatro lugares en donde señala la fecha de construcción en 1866 y una reparación realizada en 1880. Se cuenta también con un documento resguardado en el Archivo Histórico de la Catedral (AHAAO) que refiere los pagos hechos a Nibra por el párroco de Jalatlaco en ese tiempo.

Pedro Nibra es considerado uno de los organeros oaxaqueños más activos de la segunda mitad del siglo XIX. Intervino en diversos órganos oaxaqueños, según se ha podido comprobar por la aparición de su firma en las cajas así como por las referencias existentes sobre los pagos que se le hicieron, localizadas en archivos locales. Se descubrió recientemente que el órgano de Santa Cruz Amilpas (1884), casi idéntico al de Jalatlaco, es también de su autoría y proporcionó información comparativa para los organeros. De especial importancia fueron los restos de la lengüetería horizontal (clarines), que sirvieron como modelo para reconstruir ese registro que había sido cancelado en Jalatlaco, se presume que fue en 1880. Los iniciales de Pedro Nibra “P N”, que coinciden con el estilo ornamentado de su firma, aparecen al frente de la caja del instrumento, además de un rostro tallado en el centro de la moldura decorativa de la torre central (un auto retrato?). Ambos son detalles singulares en un órgano oaxaqueño

                

El instrumento está clasificado como un órgano fijo de 8´ (pies) de tamaño grande en relación con otros instrumentos oaxaqueños. Su aspecto elegante de proporciones clásicas provoca un suspiro de admiración en los visitantes que se atreven a subir la torcida escalera de piedra y lo ven por primera vez. Posee una capa pictórica de color azul con retoques decorativos en color crema que al parecer, fue aplicada unos años después de su construcción; además cuenta con finas tallas caladas en la fachada y rodeando la caja. Se tiene referencia de que el órgano se tocaba todavía en la década de 1970.

El órgano de Jalatlaco es el primer instrumento oaxaqueño restaurado del siglo XIX. Cuenta con un teclado extendido de 56 notas en arreglo cromático y una afinación en un temperamento “suave” (casi igual) que ofrece la posibilidad de tocar un repertorio musical muy variado y extenso que incluye obras del siglo XIX y más modernas. Contrasta con los demás órganos restaurados en el Estado construidos en el siglo XVIII cuyas características son: un teclado de 45 notas con octava corta y el temperamento mesotónico que resalta algunas tonalidades mientras que restringe otras. Fue una sorpresa para todos cuando se confirmó el diapasón en 396 Hz, algo muy poco común.

Después de tantos años de permanecer en silencio en el coro del templo de Jalatlaco, el órgano ya ha recuperado su voz. Se celebró su aniversario con una misa especial el 16 de julio de 2016, exactamente 150 años después de la terminación de su construcción por Pedro Nibra (el 16 de julio de 1866, fecha documentado por diversas inscripciones en el interior de la caja). Posteriormente se ofrecieron dos conciertos en los días siguientes a cargo de los Mtros. José Suárez, organista, y Horacio Franco, flautista, que interpretaron un programa de música barroca; y luego Cecilia Winter, organista, y Horacio Franco improvisaron un programa de música oaxaqueña. La misa de conmemoración y los conciertos fueron sin duda grandes eventos en la vida cultural de Oaxaca y un tardío reconocimiento a un eminente maestro organero. Desde entonces el órgano ha sido tocado regularmente en la misa dominical y en las clases semanales de los alumnos del IOHIO y se están planeando muchos conciertos para el año 2017.

 

El órgano antes de su restauración

 

PROCESO DE LA RESTAURACIÓN

FASE I
RESTORACIÓN DE LA CAJA

REGISTRO Y DESMONTAJE DEL ÓRGANO

7 al 20 de diciembre 2015

               

                 

 

DESMONTAJE DE LA CAJA

21 de diciembre al 3 de enero

                         

                    

        

FUMIGACIÓN Y LIMPIEZA SUPERFICIAL
4 al 17 de enero

          

                   

 

LIMPIEZA MECÁNICA Y REPOSICIÓN DE FALTANTES

18 al 31 de enero

           

       

 

LIMPIEZA Y REPOSICIÓN DE FALTANTES

1 al 14 de febrero

                                                  

                         

                                                                     

 

INTEGRACIÓN

15 al 28 de febrero

                   

TERMINACIÓN DE FASE I
RESTAURACIÓN DE LA CAJA

*****

FASE II

RESTAURACIÓN DEL MECANISMO Y SONIDO DEL ÓRGANO

REGISTRO Y DESMONTAJE DE LOS FUELLES, TUBOS, SECRETO Y TECLADO

4 al 17 de abril

                           

                                     

                                              

 

LIMPIEZA Y APLANAMIENTO DEL SECRETO, SANAMIENTO Y REEMPLAZAMIENTO

DE LA MADERA DEL FUELLE, DESMONTAJE Y LIMPIEZA DEL TECLADO
18 de abril al 1 de mayo

                             

                             

                             

            

                                

 

REPARACIÓN DEL SECRETO, FUELLE Y TECLADO

2 al 15 de mayo   

                                                                

                         

                        

                                              

 

REPARACIÓN Y MONTAJE DEL FUELLE, MECÁNICA DE REGISTROS Y DE TECLADO

16 de mayo al 15 de junio

                         

                         

                         

                                                   

   
MONTAJE, ARMONIZACIÓN Y AFINACIÓN DE LOS TUBOS

E INSTALACIÓN DE LAS PUERTAS TRASERAS
16 de junio al 15 de julio

                                  

                                                     

 

 TERMINACIÓN DE LA FASE II
   RESTAURACIÓN DE LA MECÁNICA SONORA DEL ÓRGANO