iohio

SAN JERÓNIMO TLACOCHAHUAYA

tlacoch

                                                                                         Fotos David Hilbert                                                                       

                             

 

EL ÓRGANO HISTÓRICO DE SAN JERÓNIMO TLACOCHAHUAYA

El convento de San Jerónimo Tlacochahuaya fue fundado en 1558 por Fray Antonio de la Serna como refugio espiritual para los frailes que ejercían su pastoral en la ciudad de Oaxaca y sirvió como casa de retiro durante toda la época virreinal. La iglesia original tenía un aspecto distinto al que conocemos hoy, ya qu el coro alto, la decoración interior y la fachada fueron agregadas a principios del siglo XVIII. Sin embargo, el convento original, de dimenciones modestas, no ha cambiado. Aunque no se sabe la fecha exacta de la construcción del órgano, se supone que fue construido alrededor de 1725-30, porque comparte características en su diseño musical, su decoración y la construcción de su caja con los órganos de San Dionisio Ocotepec (1721), Santiago Tlazoyaltepec (1724), San Andrés Zautla (1726), Santa María de la Natividad Tamazulapan y San Pedro Quiatoni (1729). El órgano fue modificado en el año 1735, fecha cincelada en el tubo más grande de una nueva hilera de tubos (bardón) instalada después de la construcción original. Durante esa intervención se dieron otras modificaciones: los tiradores para controlar los registros fueron cambiados de dos lados del órgano a la fachada; la caja fue pintada con ágeles y músicos y diseños florales policromados para combinar con la decoración interior de la iglesia, y el órgano fue traslado desde abajo de la iglesia al nuevo coro alto.

Durante la Revolución (1910-19) , muchas iglesias a lo largo de México fueron covertidas en cuarteles militares e innumerables órganos perdieron sus tubos, ya que los soldados alojados en los templos los fundieron para hacer balas. Los órganos que sobrevivieron - con o sin tubos - a las contiendas políticas tuvieron suerte, pues diversos instrumentos, retablos y otros objetos artísticos, así como archivos enteros, fueron utilizados como leña o simplemente destruidos. Después de muchos años de abandono, el órgano fue restaurado en 1991, gracias a la iniciativa de la Fundación Pichiquequiti por la organera Susan Tattershall con la ayuda de José Luis Falcón; la pintura de la caja fue restaurada por Mireya Olvera. Un ventilador eléctrico fue instalado para pasar el aire a uno de los dos fuelles, pero todavía se pueden subir los fuelles manualmente si es necesario. Desde el año 2000 los proyectos de mantenimiento y preparación han sido organizados y realizados por el Instituto de Órganos Históricos de Oaxaca A.C. El concierto de inauguración se llevó a cabo en 1994 por el organista francés Dominique Ferran y desde entonces este maravilloso instrumento se escucha con más frecuencia en conciertos y ceremonias religiosas. Aunque el órgano de Tlacochahuaya no es un instrumento muy grande, produce un sonido sorprendentemente fuerte que combina perfectamente con las propiedades acústicas del templo para llenar el espacio entero con música.